Derechos Reservados del Autor, Maria A. Brito. 2010.

La Casita de Maribri es un espacio creado para la consulta del publico en general. Se prohibe el uso de textos y fotografias "que sean propios del autor" para fines comerciales. Textos, notas, memorias familiares, etc., aqui citadas tienen su correspondiente fuente y autoria. Si tomas algo de este lugar recuerda mencionar los creditos y la fuente de la informacion. Gracias!
Licencia de Creative Commons
La Casita de Maribri: Cocina y Recetas de Venezuela / Venezuelan Cuisine & Recipes by Maria A. Brito. is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

miércoles, 14 de abril de 2010

CASCOS DE GUAYABA, CASCOS DE PARCHITA


Por Maria A. Brito.
www.cocinayrecetasdevenezuela.com
Las conservas, son un método de preparación muy antiguo, que se remonta hacia principios del siglo XIX, cuando un pastelero llamado Nicolás Appert, descubre y comprueba que las conservas hervidas a baño Maria en sus propios frascos de vidrio, parcialmente tapados y cerrados herméticamente luego de este proceso, se mantenían en buen estado por largo tiempo o tenían un “largo periodo de conservación”.
Dentro de los dulces y conservas preparados a base de frutas venezolanas, se encuentran los realizados con ciertas cortezas o cáscaras, como los de guayaba, parchita, naranja, limón, y hasta patilla. Estas conservas se pueden colocar en frascos esterilizados y cerrados para su larga duración, o se les lleva a la nevera.
Los cascos de guayaba son típicos en los Estados Miranda, Vargas, Lara, Bolívar. Y los de parchita, son típicos en los Estados Miranda, Vargas. Ambos dulces se cocinan en un almíbar delgado de azúcar aromatizado si se desea con clavo de especias.
Hoy prepare estos cascos de fruta de la siguiente manera:

CASCOS DE GUAYABA
Por Maria A. Brito.

10 Guayabas rosadas grandes, maduras pero aun firmes (aproximadamente 1 kilogramo)
3 Tazas de agua
1 y ½ Tazas de azúcar
6 Clavos de especia

Se lavan muy bien las guayabas, se le retiran los puntos negros, y se les pela la delgada corteza amarilla. Se pican a la mitad, y con ayuda de una cucharita se les retira la pulpa con semilla.
En una olla, se colocan a cocinar a fuego medio el agua, azúcar y los clavos. Cuando rompa el hervor, se agregan los cascos y se le baja el fuego, se cocinan removiéndolos de vez en cuando cuidadosamente. El dulce estará listo cuando los cascos adquieran color rosado oscuro y estén blanditos.
Se sirven fríos, acompañados de un trozo de queso blanco de consistencia blanda.

CASCOS DE PARCHITA
Por Maria A. Brito.

10 Parchitas (maracuja, pasión fruit) maduras y de corteza “lisa” (aproximadamente 1 kilogramo)
1 Litro de agua
3 Tazas de azúcar
6 Clavos de especia

Se lavan muy bien las parchitas, se pican a la mitad y con una cuchara se le retira toda la semilla y se reserva. Con la cuchara, también se le retira la piel interna blanca u hollejo, y se descarta.
Con la semilla y pulpa, se realiza un jugo licuándola con el agua y el azúcar, se cuela.
Las cáscaras de parchita se colocan en una olla de buen tamaño, y se cocinan con suficiente agua a fuego no muy alto, por unos 20 minutos o hasta que ablanden un poco. Se retiran del fuego y se dejan enfriar, o se pasan por agua fría. Con un cuchillito afilado, se le pela o desprende la cubierta amarilla exterior y se descarta.
Se lleva al fuego el jugo de parchita colado, junto con los clavos de especia. Cuando rompa el hervor se colocan los cascos, y se cocinan a fuego bajo y tapados, hasta que estén blanditos, algo transparentes y el almíbar agarre punto.
Se sirven fríos.

1 comentario:

  1. BUENISIMOS,TE FELICITO ;AL RESCATE DE NUETRAS TRADICIONES CUINARIAS...........

    ResponderEliminar