Derechos Reservados del Autor, Maria A. Brito. 2010.

La Casita de Maribri es un espacio creado para la consulta del publico en general. Se prohibe el uso de textos y fotografias "que sean propios del autor" para fines comerciales. Textos, notas, memorias familiares, etc., aqui citadas tienen su correspondiente fuente y autoria. Si tomas algo de este lugar recuerda mencionar los creditos y la fuente de la informacion. Gracias!
Licencia de Creative Commons
La Casita de Maribri: Cocina y Recetas de Venezuela / Venezuelan Cuisine & Recipes by Maria A. Brito. is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

jueves, 15 de abril de 2010

SUSPIROS


Por Maria A. Brito.
www.cocinayrecetasdevenezuela.com
Los suspiros o pequeños merengues, son unos dulces provenientes de la repostería española. Ya se les conocía en la época colonial, cuando eran realizados en los conventos de las monjas para su posterior venta en las calles de Caracas.
Los típicos suspiros venezolanos, son realizados con clara de huevo, azúcar y ralladura de limón. Su preparación se ha diversificado, y hoy en día se le consiguen con otros sabores, realizándolos con extracto de vainilla, extracto de almendras, o polvo de cacao, etc, y hasta se les coloca colorante vegetal.
Hoy en día, los suspiros son muy típicos en los Estados Miranda, Aragua (Colonia Tovar), Falcón, Bolívar, Delta Amacuro, Región Andina

Para la realizar esta receta, tome en cuenta la elaboración de los suspiros por la Señora Estelita Genoveva de Arias (Dulcera de unos 90 años, conocida como la Señora de los Suspiros en el pueblo de El Palmar, Guayana). Reduje la cantidad de azúcar a la mitad debido a que segun la receta original, los suspiros me parecieron demasiado dulces, tambien agrego como algo opcional tips para que el merengue pueda levantar mejor.

SUSPIROS
Receta de Maria A. Brito.

Para 100 suspiros:
Las claras de 12 huevos, a temperatura ambiente
6 Tazas de azúcar
Cáscara de un limón, rallada fina
Opcional: coloque unas gotas de limón o de agua helada al batir las claras, para facilitar el que endurezca y levante la mezcla

Precaliente el horno a 120 grados Centígrados (250 Fahrenheit).
Bata las claras a punto de nieve, hasta que se formen picos. Agrégueles la ralladura, y el azúcar “poco a poco” y sin dejar de batir, hasta que al suspender una paleta la mezcla tarde en caer de a pedazos.
Engrase o coloque papel antiadherente en las bandejas a utilizar.
Con una manga pastelera grande o con una cucharilla, realice merengues pequeños (a manera de conos) que debe colocar directamente sobre las bandejas. Deben tener espacio entre uno y otro, aproximadamente 2,5 cms.
Lleve las bandejas al horno, y cocine los merengues solo hasta que comiencen a dorar, por unos 30 minutos. Apague el horno “y no lo abra”, deje que se terminen de cocinar y enfriar los merengues dentro, sin moverlos para que no se bajen.
Este pendiente de verificar la cocción de los suspiros, para que no se quemen por debajo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada